El Museo Británico, Londres

Con sus cinco millones de visitantes cada año, el Museo Británico es sin duda la atracción turística más importante de Londres. Se encuentra cerca de la Russel Square, no demasiado lejos de la Galería Nacional. Se fundó en el 1753 y abrió al publico seis años más tarde, con ingreso gratuito. La colección ha crecido enormemente en los años, gracias sobre todo al imperialismo Británico. Hoy en día cubre un  periodo histórico muy amplio (más de 7000 años): antiguos Egipcios, Griegos, China imperial, Medio Evo…y la lista es más larga.

museum_night

Fuente: www.britishmuseum.org

UG405337_942long

La Colección Romana – Fuente: www.londontown.com

El sitio es enorme por lo cual tienen diferentes opciones en el momento de hacer la visita; la entrada es gratuita, exactamente como por la Galería Nacional se pagan los extras (como los tours con iPad) y las exposiciones temporales, que en general valen el pequeño suplemento. Pueden en un par de horas ver un poco por encima el museo o quedarse el día entero (abre de 10 a 17 horas) y almorzar dentre, el restaurante tiene precios muy razonables. Pueden también concentrarse en algunas salas, dependiendo de lo que les interesaría más ver; hay 15 tours gratuito por galería al día (eyeOpener tours) otros que se concentran en algunas partes (Highlight Tours, se pagan por separado).

Esas opciones les evitarían la frustración que entra cuando hay que visitar un sitio tan amplio. Pueden quedarse horas y horas y no haberlo visto entero. Si les gustan las fotos no olviden traer una batería de repuesto, porque la van a necesitar. No pueden irse sin haber visto la piedra de Rosetta  (la clave para interpretar los escritos de los antiguos egipcios) o el busto de Ramses el Grande en la planta baja, mientras en la planta superior no olviden echar un vistazo a las momias egipcias y a los artefactos de la Inglaterra Anglosajona.

an16456b_l

La Piedra de Rosetta – Fuente: www.britishmuseum.org

Si tienen niños puede hacerse más complicado, ya que tienden a cansarse muy pronto. Pueden hacer la visita en dos días, ver las cosas que más les gustan a los pequeños o alquilar el paquete de actividades para cada area. Principalmente se trata de una mochila con diferentes actividades, para que los niños estén entretenidos. Se requiere un deposito de 10 libras. El museo aconseja a los padres con niños muy pequeños el uso de los carritos durante la visita. Se hará todo más fácil.

El museo siempre está lleno, pero pueden evitar las horas de más afluencia, sobre todo cuando hay grupos de estudiantes. Si quisieran, pueden reservar un guía privado, para que les acompañe durante la visita:

TripAdvisor

GetYourGuide_Logo

Su Concerje Bicentenario queda a su disposición para cualquier consulta.